fbpx

Get your 6-month No-Cost Opt-Out offer for Unlimited Software Automation?

Las pruebas beta son una de las formas más populares de pruebas debido a su capacidad para recopilar comentarios genuinos de los usuarios, lo que ayuda a las empresas (y a los desarrolladores independientes) a mejorar significativamente su código. La estrategia de pruebas beta de una organización podría incluso ser un factor importante en su capacidad para ofrecer programas de software que funcionen. Esto significa que es fundamental que usted y su empresa sepan cómo funciona esta técnica y cómo podrían sortear sus dificultades y garantizar un producto estable.

Comprender los fundamentos de las pruebas beta, junto con el software disponible que podría ayudar a los probadores, permite al equipo de desarrollo realizar los cambios necesarios antes e incluso después del lanzamiento. Este método es el más adecuado junto con las pruebas alfa, ya que permite a los desarrolladores y probadores cubrir todas las bases posibles a lo largo de su proceso de control de calidad.

En este artículo, analizamos cómo un enfoque sólido de las pruebas beta ayuda a las empresas de software a ofrecer mejores programas, junto con los pasos específicos y los errores implicados.

 

Tabla de contenidos

¿Qué es la prueba beta?

lista de comprobación uat, herramientas de comprobación de aplicaciones web, automatización y más

Las pruebas beta son un tipo de garantía de calidad que investiga específicamente cómo utilizarían los usuarios un producto, así como si hay algún problema con el software que deba rectificarse. Esto incluye principalmente a probadores del público destinatario previsto, pero también puede abarcar otros grupos demográficos para garantizar una experiencia de usuario accesible.

Todas las funciones se someten a escrutinio durante las pruebas beta; estas comprobaciones también aportan una nueva perspectiva, ya que ayudan a los probadores a encontrar problemas que los desarrolladores probablemente pasarían por alto. Dependiendo de cuándo se realicen estas pruebas, la empresa podrá solucionar los problemas detectados antes de lanzar el programa.

 

1. ¿Cuándo y por qué es necesario realizar pruebas beta?

Beneficios de la creación de un Centro de Excelencia de Pruebas. ¿Las pruebas de rendimiento son diferentes de las pruebas funcionales?

Las pruebas beta suelen empezar después de las pruebas alfa, pero antes del lanzamiento del producto; normalmente, cuando la aplicación está completa en torno al 95%. Esto significa que la experiencia de los probadores beta es muy similar, si no idéntica, a la de los usuarios finales, y garantiza que no se produzcan cambios importantes en el diseño del producto antes del lanzamiento que puedan afectar a las pruebas.

Las pruebas beta son una oportunidad para que los desarrolladores adquieran una nueva perspectiva de su trabajo. Esto es especialmente útil para examinar la experiencia del usuario, incluida la facilidad con la que la gente averigua exactamente cómo funciona el software.

 

2. Cuando no es necesario hacer pruebas beta

Beneficios de la creación de un Centro de Excelencia de Pruebas. ¿Las pruebas de rendimiento son diferentes de las pruebas funcionales?

Las empresas pueden realizar sus pruebas alfa y otros tipos de control de calidad desde la perspectiva del usuario, o incluso podrían emplear programas de pruebas con visión por ordenador para facilitarlo. Esto no cubre todos los ángulos posibles, pero puede ser un sustituto eficaz si la organización carece de tiempo y dinero para realizar pruebas beta.

Incluso en estas situaciones, las pruebas beta pueden ser especialmente útiles y ahorrar más dinero a la empresa a largo plazo. Hay muy pocos programas que no se beneficiarían de las pruebas beta; casi siempre es una inversión que merece la pena en cualquier estrategia de pruebas.

 

3. Aclarar algunas confusiones: Pruebas beta frente a pruebas alfa

aclarar algunas confusiones en la automatización de pruebas de software

Aunque estos dos procesos son bastante similares, es importante que conozca las diferencias entre las pruebas alfa y beta en las pruebas de software.

 

¿Qué es la prueba alfa?

 

Las pruebas alfa son otra forma de pruebas de aceptación del usuario que se centran principalmente en una fase temprana de un programa para evaluar tanto los problemas de desarrollo importantes como los menores. Suele consistir en una lista de comprobación de componentes y pruebas de software comunes, lo que permite una cobertura exhaustiva.

En la mayoría de los casos, el equipo de pruebas interno de la empresa se encarga de ello, lo que significa que suelen estar familiarizados con la aplicación y su funcionamiento. Como resultado, podría haber ciertos puntos ciegos en el procedimiento de prueba que sólo los beta testers pueden encontrar.

 

Pruebas beta frente a pruebas alfa

 

Tanto las pruebas alfa como las beta son formas de pruebas de aceptación del usuario, lo que significa que se complementan cuando se utilizan juntas. Cada enfoque implica la comprobación de problemas en el software en distintas fases de desarrollo, en concreto, aquellos que pueden afectar a la experiencia general del usuario.

Sin embargo, las pruebas beta se centran en pruebas de caja negra sin examinar el funcionamiento interno de la aplicación; las pruebas alfa combinan esto con pruebas de caja blanca para comprobar el propio código.

Otra diferencia importante es que los beta testers no suelen estar relacionados con el proceso de desarrollo ni con la empresa.

Esta separación entre el probador y la aplicación es necesaria para obtener una perspectiva imparcial y externa. Las pruebas beta suelen centrarse en la estabilidad, la seguridad y la fiabilidad, mientras que las pruebas alfa se centran más en la funcionalidad general.

Alguien que no conozca el software puede utilizar tanto las entradas esperadas como las inesperadas para ver cómo afectan a la aplicación, pudiendo hacer que se rompa en el proceso. Aunque las pruebas beta suelen realizarse antes del lanzamiento oficial del software, es posible que los cambios tengan que esperar hasta un parche del primer día o incluso semanas después del lanzamiento.

 

4. ¿Quién participa en las pruebas beta?

que debería participar en la planificación y las herramientas de automatización de pruebas de software

– Probadores beta

Normalmente no están afiliados a la empresa y no tienen conocimientos previos del producto ni de cómo encaja su código interno.

 

– Jefes de control de calidad

Definen la estrategia general de control de calidad y son los responsables de los métodos y comprobaciones específicos que utiliza el equipo de pruebas.

 

– Probadores alfa

Realizan sus comprobaciones antes de que empiecen las pruebas beta para garantizar que los sistemas internos funcionen según lo previsto y estén listos para los futuros probadores.

 

– Desarrolladores de software

Utilizan la información que les proporcionan los beta testers para solucionar los problemas lo antes posible, incluso antes del lanzamiento.

 

Ventajas de las pruebas beta

Entre las ventajas de las pruebas beta en las pruebas de software se incluyen:

 

1. Refleja la experiencia del usuario

 

Los probadores beta no tienen un conocimiento profundo del software y pueden carecer de experiencia personal en codificación, lo que significa que representan mejor la perspectiva del usuario final.

Los probadores beta pueden interactuar con el programa exactamente igual que lo harían los clientes, lo que permite a los desarrolladores ver lo bien que su aplicación telegrafía sus características a los usuarios. Esto es fundamental porque los desarrolladores y el personal interno de control de calidad ya están familiarizados con el funcionamiento y las funciones de estas aplicaciones.

 

2. Aumenta la cobertura de las pruebas

 

Las pruebas beta implican diferentes comprobaciones que los equipos internos no suelen ejecutar, incluidas las pruebas que examinan las posibles entradas de los usuarios. Cada nueva prueba que forma parte de la estrategia de aseguramiento de la calidad de la empresa se suma a la cobertura global de pruebas de cada aplicación. Este porcentaje representa el grado de exhaustividad del proceso de pruebas actual y muestra qué componentes podrían beneficiarse de una mayor atención; una cobertura de pruebas elevada es siempre el objetivo cuando se realizan pruebas beta de software.

 

3. Rentable

 

Aunque añadir un nuevo tipo de pruebas puede contribuir significativamente a los gastos de un proyecto, sobre todo si necesitan contratar personal externo, las pruebas beta son muy rentables.

La mayor cobertura puede incluso ahorrar mucho dinero al equipo en el futuro; las estimaciones de IBM indican que solucionar estos problemas después del lanzamiento es hasta 15 veces más caro. Una estrategia de pruebas beta con capacidad de respuesta puede ayudar a los equipos a reducir los costes de corrección de errores con facilidad.

 

4. Dispositivos diversificados

 

Las pruebas beta podrían implicar el uso de los propios dispositivos del probador, lo que ayudaría al equipo a realizar estas comprobaciones en una mayor variedad de máquinas. Por ejemplo, la aplicación puede tener problemas para funcionar en determinadas tarjetas gráficas o sin la memoria adecuada, y las pruebas beta pueden revelar estos problemas.

Dependiendo de su enfoque, los beta testers podrían utilizar una plataforma externa para realizar estas pruebas e incluso simular dispositivos mediante el uso de pruebas entre navegadores.

 

Retos de las pruebas beta

Las pruebas beta también conllevan varios retos, entre ellos:

 

1. Requiere competencias específicas

 

Aunque el objetivo siempre es simular la experiencia del usuario, y no es necesario tener conocimientos de codificación de ningún tipo, el equipo de pruebas beta debe contar con sólidos conocimientos de control de calidad.

Deben ser capaces de inspeccionar todos y cada uno de los componentes exclusivamente mediante métodos de caja negra, al tiempo que encarnan el enfoque de un usuario final. Este equilibrio es una parte clave de cualquier enfoque de pruebas beta y normalmente requiere un beta tester experimentado.

 

2. Tiempo limitado

 

Como las pruebas beta se realizan cuando el producto ya está listo, incluso pequeños retrasos en el calendario pueden afectar a los probadores y a su capacidad para realizar pruebas exhaustivas.

Sus comprobaciones pueden prolongarse incluso hasta el lanzamiento del producto, aunque los desarrolladores pueden introducir cualquier cambio crítico después de este momento en forma de parche. Esto puede presionar a los examinadores para que realicen las comprobaciones con rapidez, lo que puede limitar su precisión en el proceso.

 

3. Informes no sistemáticos

 

Los procedimientos de información de las pruebas beta suelen ser menos exhaustivos que otras formas de control de calidad, por lo que los desarrolladores pueden tomarse más tiempo para actuar en función de los comentarios. Es posible mitigarlo mediante casos de prueba detallados, o software de pruebas beta que pueda generar automáticamente un registro exhaustivo. Los desarrolladores tampoco están presentes durante las pruebas beta, lo que puede suponer una barrera adicional que afecte a la forma en que abordan estos problemas.

 

4. Requisitos generales de personal

 

El número de beta testers que necesita una empresa depende sobre todo de la escala del producto: es posible que se equivoquen al calcular cuántos son necesarios para el alcance de su producto. Esto podría dar lugar a un número excesivo de probadores, a una importante fuga de recursos o a que los probadores tengan dificultades para cubrir adecuadamente los componentes de este software. El equipo de control de calidad del proyecto tendrá que examinar detenidamente los requisitos de su personal de pruebas beta.

 

Objetivos de las pruebas beta

Los principales objetivos de las pruebas beta en las pruebas de software son los siguientes:

 

1. Solución de errores

 

Prácticamente todas las aplicaciones tienen problemas en las primeras fases de desarrollo, y las pruebas beta permiten una mayor cobertura y corrección de errores. Por ejemplo, los probadores pueden emular entradas de usuario o intentos deliberados de romper el software saturando su base de datos, algo que los probadores alfa no tienen en cuenta.

Esto da al equipo un mayor nivel de confianza en el producto y en su próxima acogida.

 

2. Mejorar la experiencia del usuario

 

Las pruebas beta se realizan principalmente desde el punto de vista del usuario y muestran cómo enfocarían el software quienes no lo conocen. Por ejemplo, si los probadores tienen problemas con las funciones básicas de un programa, los desarrolladores podrían tener que simplificar la interfaz o implementar mejores tutoriales.

Los desarrolladores pueden entonces hacer los cambios necesarios para garantizar que el programa sea accesible a todos los usuarios.

 

3. Obtener información sincera

 

Los probadores beta pueden recopilar reseñas simuladas del software que prueban, lo que permite a los desarrolladores obtener opiniones auténticas de los usuarios; esto puede ir más allá de los casos de prueba.

Estos probadores pueden aportar comentarios que mejoren el producto aunque no correspondan a un caso de prueba. Esto también muestra cómo responderá a la aplicación el público objetivo del equipo tras su lanzamiento.

 

Concretamente… ¿qué probamos en las pruebas beta?

 

Estos son los aspectos concretos de una aplicación que examinan los beta testers:

 

1. Estabilidad

 

Los probadores beta examinan una aplicación para determinar su rendimiento en varias máquinas, lo que incluye la facilidad con la que se puede romper el software o provocar un fallo.

Por ejemplo, una aplicación que dependa de una base de datos puede sufrir un “bloqueo” si recibe demasiadas peticiones; las pruebas beta muestran cuántas peticiones puede gestionar.

 

2. Fiabilidad

 

Este proceso pretende reducir el número de fallos presentes en una aplicación para hacerla más fiable para sus usuarios; las pruebas de fiabilidad consisten en limitar la posibilidad de fallos.

Por ejemplo, el probador puede utilizar el programa durante un largo periodo de tiempo y enumerar los problemas que encuentre, como que un elemento visual no se muestre correctamente.

 

3. Funcionalidad

 

La capacidad del programa para realizar las funciones previstas es otra parte fundamental de las pruebas beta. Los probadores beta comprueban que todos los componentes funcionen según lo previsto y que todas las funciones sean intuitivas.

Por ejemplo, si a los probadores les resulta difícil utilizar el principal argumento de venta de la aplicación, los desarrolladores deben rectificarlo inmediatamente.

 

4. Seguridad

 

Este enfoque también implica tratar de romper la aplicación, específicamente en términos de su seguridad. Un probador beta podría intentar utilizar una puerta trasera para obtener privilegios administrativos y poner de relieve las vulnerabilidades existentes. Incluso pueden comprobar la base de datos y su cifrado, ya que podría incluir información privada a la que ningún usuario debería tener acceso.

 

5. Recepción

 

Cómo responde el público a una aplicación es una parte importante del proceso de control de calidad, y ayuda a los desarrolladores a garantizar que van por buen camino. Los probadores beta dan su opinión sincera sobre el programa como una forma de retroalimentación amplia, a la vez que muestran al equipo cómo recibirá probablemente el software el público.

 

Tipos de pruebas beta

lista de comprobación de los procesos de prueba de software

He aquí los cinco tipos principales de pruebas beta en las pruebas de software:

 

1. Pruebas beta abiertas

 

Las pruebas beta abiertas están totalmente a disposición del público, lo que permite una mayor variedad de perspectivas. Podría tratarse de un enfoque opt-in en el que cualquier usuario interesado puede solicitar en el sitio web de la empresa convertirse en probador beta.

En estos casos, las comprobaciones rara vez son exigentes y pueden limitarse a presentar informes de fallos en respuesta a errores.

 

2. Pruebas beta cerradas

 

Las pruebas cerradas sólo están abiertas a grupos privados, como la propia selección de la empresa, lo que da al equipo más control sobre quién comprueba la solicitud. Podrían dar prioridad a los probadores beta que forman parte de su público objetivo, lo que les permitiría ver cómo responderían probablemente los distintos grupos de personas a los matices de este software.

 

3. Pruebas beta técnicas

 

Las pruebas beta técnicas examinan componentes específicos desde una perspectiva técnica; aunque su objetivo es representar a los usuarios finales, estas comprobaciones requieren más conocimientos. Esto es necesario para descubrir fallos complejos que aún pueden afectar a la experiencia del usuario, pero que requieren algo más que un vistazo superficial para encontrarlos; estas comprobaciones exigen una mirada más profunda.

 

4. Pruebas beta específicas

 

Algunos componentes son más susceptibles a los problemas que otros; por ejemplo, la base de datos suele interactuar con muchas de las funciones de una aplicación, por lo que sus errores pueden afectar a todo el programa. Las pruebas beta focalizadas examinan partes concretas del software, así como características individuales, para asegurarse de que no hay problemas significativos.

 

5. Pruebas beta posteriores al lanzamiento

 

Algunas pruebas beta se realizan después del lanzamiento de la aplicación, lo que ayuda al equipo a detectar problemas que los usuarios aún no han detectado. Una comprobación posterior al lanzamiento también puede ayudar a realizar pruebas beta de actualizaciones de software y nuevas funciones para asegurarse de que las adiciones cumplen las mismas normas que el resto de la aplicación.

 

Estrategias para las pruebas beta

¿Qué son las pruebas unitarias?

Existen varios planes y estrategias que debes poner en práctica mientras realizas las pruebas beta, como:

IS YOUR COMPANY IN NEED OF

ENTERPRISE LEVEL

TASK-AGNOSTIC SOFTWARE AUTOMATION?

 

1. Programar adecuadamente las pruebas

 

Como las pruebas beta suelen tener lugar cerca del lanzamiento del producto, los equipos de pruebas deben asegurarse de equilibrar la fase de garantía de calidad para facilitar todas las pruebas que esperan realizar.

Por ejemplo, los desarrolladores deben poner al día a los probadores sobre cualquier retraso del proyecto, y los probadores deben evaluar qué comprobaciones son más importantes para ajustarse a unos plazos que se aproximan rápidamente.

 

2. Centrarse en los objetivos de las pruebas

 

Toda estrategia de pruebas depende de un enfoque claro que pueda motivar fácilmente a cada probador. Por ejemplo, el equipo puede dar prioridad a un componente específico del que depende la aplicación.

Los probadores pueden aspirar a un determinado porcentaje de cobertura o a una aplicación que puedan utilizar libremente durante un largo periodo de tiempo sin encontrar fallos.

 

3. Contratar a los probadores adecuados

 

Los probadores cualificados saben acercarse al software como un usuario sin dejar de analizar en profundidad la experiencia específica del programa, lo que puede ser incluso necesario para las pruebas beta técnicas.

Las aplicaciones aptas para un público amplio (como los videojuegos o las aplicaciones para móviles) podrían beneficiarse más de las betas abiertas que reflejan bases de usuarios diversas de todos los niveles de habilidad.

 

4. Actuar en función de los comentarios de los probadores

 

El equipo debe responder rápidamente a los beta testers cuando aportan sus comentarios; esto ayuda a mantener el compromiso de los probadores y permite a los desarrolladores empezar a trabajar en la corrección de errores. La velocidad es primordial en esta fase del desarrollo del programa, ya que la fecha de lanzamiento no suele ser mucho después de que comience el proceso de pruebas beta.

 

Proceso de pruebas beta

Qué son las pruebas unitarias

Estos son los seis pasos principales para probar una aplicación:

 

1. Preparar la prueba beta

 

El equipo debe idear un número sólido de probadores que se ajuste al alcance de la aplicación, ya que algunas aplicaciones requieren más de 300 probadores beta. También deben determinar qué tipos de pruebas beta utilizar y cómo pueden complementar la fase de pruebas alfa.

 

2. Reclutar probadores beta

 

Una vez definido el enfoque de las pruebas beta, el equipo de control de calidad debe contratar a evaluadores externos a través de sus canales preferidos. Pueden anunciarlo abiertamente en sus redes sociales o recurrir a una empresa de pruebas; también deben asegurarse de presupuestar suficiente tiempo de contratación.

 

3. Lanzar el programa beta

 

Una vez que la aplicación y los probadores están listos para empezar, la empresa publica la aplicación beta y distribuye invitaciones a los probadores beta. Los probadores comprueban el programa a través de largos procesos que pueden durar fácilmente varias semanas y anotan cualquier problema o comentario relevante.

 

4. Recoger las opiniones de los probadores

 

Una vez terminadas las comprobaciones, los beta testers dan su opinión sobre el programa e informan detalladamente de los errores que han encontrado. El equipo también podría hablar con los probadores de la versión beta para obtener más detalles sobre los problemas y sus posibles causas.

 

5. Actualizar la aplicación

 

Con la información obtenida de estas comprobaciones y los comentarios resultantes, los desarrolladores pueden empezar a cambiar la aplicación y corregir los errores descubiertos. Es posible que algunos cambios deban esperar hasta después del lanzamiento para ser corregidos, debido al apretado calendario que suelen llevar las pruebas beta.

 

6. Volver a realizar las pruebas cuando sea necesario

 

Los probadores internos suelen comprobar la aplicación después de la fase de corrección de errores para asegurarse de que estos problemas ya no están presentes. La empresa podría involucrar de nuevo a los beta testers si el programa sufre alguna actualización importante que probablemente afecte a la funcionalidad del programa, incluidas las nuevas funciones.

 

Fases de las pruebas beta

tipos de pruebas de rendimiento

Las pruebas beta siguen un proceso de varias fases; las habituales son:

 

1. Planificación

 

Esta fase es en la que el equipo interno elabora un documento sobre los objetivos de su enfoque general de pruebas beta, incluyendo si desean tener una beta abierta.

La fase de planificación requiere la aportación de todas las partes interesadas; los jefes de equipo y los ejecutivos deben tener los mismos objetivos.

 

2. Contratación

 

La siguiente fase incluye la selección y la incorporación de los probadores, lo que les da la oportunidad de adquirir un conocimiento preliminar de la aplicación.

Debe adaptarse a los requisitos exactos de cada proyecto. Por ejemplo, las aplicaciones aptas para cualquier edad deben utilizar probadores de varios grupos de edad para comprobar la usabilidad.

 

3. Pruebas

 

La fase de prueba incluye tres componentes: gestión de la participación, gestión de los comentarios y distribución de los resultados. Estos procesos implican garantizar la participación de los probadores, organizar sus comentarios y asegurarse de que los desarrolladores reciben los resultados. Las pruebas beta suelen realizarse en sprints de 1-2 semanas, lo que permite una amplia cobertura y tiempo para reparaciones.

 

4. Recapitulación

 

Una vez finalizadas las pruebas, los equipos cierran el ciclo de pruebas y se preparan para lanzar el producto. También podría incluir la elaboración de un informe posterior a la acción.

 

Criterios de acceso a las pruebas beta

¿Qué son las pruebas de software?

Los criterios generales de acceso a las pruebas beta son los siguientes

 

1. Equipo de pruebas adecuado

 

Un equipo adecuado de probadores beta es sin duda el criterio de entrada más importante para estas comprobaciones, ya que influye en cómo se comprometen con la aplicación. Por ejemplo, la prueba beta de un videojuego debe representar todas las facetas del público objetivo, incluidos los jugadores aficionados y los experimentados.

 

2. Las pruebas alfa han concluido

 

Las pruebas beta deben comenzar después de que el equipo interno complete las pruebas alfa, ya que así se ponen de manifiesto la mayoría de los problemas del software. Sin embargo, sigue habiendo algunas lagunas en la garantía de calidad que sólo las pruebas beta y un enfoque exclusivamente de caja negra son capaces de resolver adecuadamente.

 

3. Una aplicación lista para la beta

 

La propia aplicación debe tener una versión beta que esté totalmente actualizada e incluya todas las funciones completas. Debe ser un entorno de pruebas independiente en el que los errores que encuentre el probador beta no afecten al programa en general ni al progreso de los demás probadores.

 

4. Software de pruebas beta

 

Los probadores podrían beneficiarse de un programa que les ayude con sus pruebas beta; este puede incluso implementar la automatización de procesos robóticos para una mayor precisión en cada etapa. El equipo interno decide principalmente qué aplicación utilizan los probadores beta y debe seleccionar cuidadosamente la opción más compatible.

 

Criterios de salida de las pruebas beta

Los criterios para finalizar las pruebas beta incluyen:

 

1. Se solucionan los problemas detectados

 

Un requisito clave para cerrar la fase de pruebas beta es que los desarrolladores solucionen lo mejor posible todos los problemas que señalen los probadores. Una vez que el equipo identifica y rectifica los problemas, los probadores pueden terminar su trabajo.

 

2. Resumen de la prueba beta finalizada

 

Tras finalizar sus comprobaciones, los beta testers elaboraron resúmenes de sus pruebas junto con los problemas que encontraron en el proceso. Este informe sirve como recurso útil a la hora de probar futuras versiones del producto o de cualquier software similar que cree la empresa.

 

3. Conclusión de la fase de prueba

 

El equipo debe dar por concluida formalmente la fase de pruebas una vez que los evaluadores beta hayan terminado sus comprobaciones; esto significa que la etapa de garantía de calidad ha finalizado. El visto bueno también sirve para garantizar que el equipo sigue adelante con el lanzamiento del producto.

 

4. Producto listo para su envío

 

Muchos proyectos completan su fase de pruebas beta con el envío del producto, sobre todo porque la aplicación puede estar completa en este punto. Es posible que las pruebas beta se realicen después del lanzamiento, aunque esto suele ocurrir sólo si hay retrasos en el proyecto.

 

Tipos de resultados de las pruebas beta

Las pruebas beta producen varios resultados importantes, entre ellos:

 

1. 1. Resultados de las pruebas

 

Las pruebas beta proporcionan a probadores y desarrolladores una cantidad significativa de datos sobre si el producto está listo para su lanzamiento. Si el equipo de control de calidad determinó las comprobaciones específicas que utilizaron los evaluadores beta, comparará los resultados con los previstos. Estos resultados pueden incluir el índice de superación de pruebas, la frecuencia de colisiones e incluso la puntuación de usabilidad del sistema.

 

2. Registros de pruebas

 

Aunque los beta testers sólo suelen ver los proyectos desde una perspectiva de caja negra, sus acciones siguen generando datos en el registro interno del programa. Los desarrolladores pueden hacer uso de esto para aislar los archivos, rutas e incluso líneas precisas de código que son responsables de cualquier problema que surja. Por ejemplo, estos registros pueden mostrar si el sistema está sometido a una tensión significativa.

 

3. Informes de las pruebas

 

Estos resultados acaban constituyendo el grueso de un resumen de pruebas beta, que se combina con las conclusiones y reflexiones específicas del probador sobre la aplicación. Si los probadores beta tienen suficiente experiencia, podrían ofrecer ideas sobre cómo los desarrolladores pueden empezar a solucionar los fallos del software. Los informes de las pruebas beta suelen contener una descripción general de la funcionalidad, fiabilidad, seguridad y estabilidad de un programa, así como comentarios generales de los probadores.

 

Métricas comunes de las pruebas beta

puesto de automatización de pruebas de software

Casi todas las pruebas beta generan métricas únicas, como:

 

1. Número de pruebas fallidas

 

Si la aplicación falla alguna comprobación, es útil que los probadores lleven un registro de cuántas pruebas tendría problemas el programa. Puede ser un número, pero también una fracción o un porcentaje del número total de pruebas.

 

2. Porcentaje de cobertura de las pruebas

 

Cuanto mayor sea la cobertura de las pruebas de un equipo, más seguro estará de poder descubrir el mayor número posible de errores. Los evaluadores beta deben centrarse en los componentes de software con menor cobertura relativa para garantizar que funcionan exactamente como los desarrolladores pretendían.

 

3. 3. Satisfacción del cliente

 

Los probadores beta pueden proporcionar puntuaciones de satisfacción del cliente (o CSAT), que registran la respuesta genuina del probador al producto, incluido su nivel de satisfacción. Suele adoptar la forma de una escala del 1 al 5, en la que una puntuación más baja indica desagrado mientras que 5 significa satisfacción total.

 

4. Densidad de vulnerabilidades de seguridad

 

Al comprobar la posibilidad de problemas de seguridad, los probadores beta podían rastrear la densidad general de vulnerabilidades en el programa. Esto da a los probadores y desarrolladores una idea clara de la seguridad general de la aplicación, incluido un vistazo a los fallos de seguridad más destacados del software.

 

5. Puntuación neta del promotor

 

De forma similar a la satisfacción del cliente, la puntuación neta del promotor del programa (o NPS) examina cómo responderían probablemente grupos reales de usuarios a la aplicación. En una escala de 10 puntos, de 9 a 10 son “promotores”, de 7 a 8 son “pasivos” y todo lo que esté por debajo constituye un “detractor”.

 

6. Tiempo máximo de respuesta

 

El tiempo que tarda una base de datos en recuperar información y, en general, el tiempo que tarda una aplicación en completar una solicitud, pueden causar problemas. El Umbral de Doherty sugiere que un tiempo de pico de más de 400 milisegundos podría impedir que los usuarios se engancharan al software.

 

Tipos de errores y fallos detectados en las pruebas beta

zaptest-runtime-error.png

Estos son algunos de los errores que las pruebas beta de software pueden ayudar a detectar:

 

1. Función defectuosa

 

Un problema importante que pueden revelar las pruebas beta es si una de las funciones no funciona en cualquier situación. Esto podría implicar contextos en los que otros probadores no piensan, por lo que es fundamental que los equipos utilicen las pruebas beta para encontrar problemas de nuevas formas.

 

2. Vulnerabilidad de la seguridad

 

Las pruebas beta pueden revelar una serie de posibles fallos de seguridad; esto podría incluir incluso una puerta trasera administrativa a la que los usuarios puedan acceder. Estas comprobaciones son fundamentales para asegurarse de que la aplicación es segura y podrá resistir el escrutinio de los usuarios.

 

3. Choque general

 

Cualquier número de entradas podría provocar un fallo, y los probadores de la versión beta inspeccionan tantas entradas de usuario realistas como sea posible para asegurarse de que no hay desencadenantes de fallos. Si el programa se bloquea cuando el usuario realiza una acción concreta, los desarrolladores deben solucionarlo.

 

4. Incompatibilidad de dispositivos

 

Las pruebas beta examinan una mayor variedad de dispositivos que otras fases de control de calidad, y para ello utilizan pruebas entre navegadores. Estas pruebas revelan el rendimiento de la aplicación en distintas máquinas, ya que pequeñas diferencias en la arquitectura podrían afectar significativamente al rendimiento del programa.

 

5. Rendimiento lento

 

Estas comprobaciones muestran si hay situaciones o entradas que ralentizan drásticamente el programa, lo que se traduce en un retraso notable para el usuario final. Esto podría afectar seriamente a lo mucho que el usuario disfruta de este software, por lo que es importante rectificarlo.

 

Ejemplos de pruebas beta

qué es la automatización de pruebas de software

He aquí tres importantes ejemplos de pruebas beta:

 

1. Aplicación Android

 

Las pruebas beta de aplicaciones Android consisten en ejecutar el programa en un dispositivo adecuado -posiblemente varios para comprobar la compatibilidad- y comprobar si hay errores notables. Como estas aplicaciones son muy complejas, la empresa podría necesitar hasta 300 probadores beta.

Muchas aplicaciones anuncian abiertamente las pruebas beta disponibles antes y después del lanzamiento, lo que permite a la empresa garantizar una cobertura completa desde perspectivas muy diversas. Estas pruebas pueden centrarse en funciones específicas de esta aplicación móvil y en cómo interactúan entre sí.

 

2. Videojuego

 

Los videojuegos se someten a un largo proceso de pruebas beta debido a su complejidad inherente; en ellas se examinan todas las facetas del juego, desde su motor hasta su rendimiento y fidelidad gráfica.

Pueden estar abiertas exclusivamente a las personas que hagan un pedido anticipado del juego, o incluso a cualquier jugador interesado, aunque también es necesario realizar pruebas beta privadas. En el caso de los juegos multijugador, las betas abiertas brindan a los desarrolladores la oportunidad de comprobar su código de red y ver hasta qué punto es capaz de gestionar un elevado número de jugadores.

 

3. Página web

 

Un sitio web de empresa -especialmente uno con funciones de comercio electrónico- también requiere pruebas beta exhaustivas antes de que la empresa lo lance al público. Los evaluadores beta deben examinar cada página para asegurarse de que se visualiza bien en distintos dispositivos y de que las aplicaciones web incluidas funcionan.

En el caso de los sitios de venta al por menor, los probadores pueden intentar realizar una compra y comprobar si el sistema la acepta. Los beta testers también deben comprobar la funcionalidad del sitio en todos los navegadores de Internet populares.

 

¿Pruebas beta manuales o automatizadas?

visión por ordenador para pruebas de software

La automatización puede aumentar la eficacia de cualquier estrategia de pruebas, reduciendo drásticamente los riesgos de error humano y trabajando a un ritmo mucho más rápido. Esto aumenta la cobertura y la fiabilidad general de la fase de control de calidad del proyecto, normalmente con la ayuda de una aplicación de terceros.

Es importante que los equipos investiguen todas las plataformas posibles que podrían automatizar sus pruebas; cada una tiene características diferentes que pueden ser más compatibles con tipos específicos de software. Sin embargo, este enfoque suele ser limitado en cuanto al elemento humano; la mayoría de las pruebas beta se basan en la perspectiva del usuario.

Hay formas de que la automatización sortee estos problemas; por ejemplo, la visión por ordenador ayuda al software de automatización a ver los problemas desde un punto de vista humano. La hiperautomatización también podría ayudar a los equipos a calibrar su estrategia de pruebas de forma que se aplique la automatización de forma inteligente cuando proceda, sin abusar de ella.

En cualquier caso, el planteamiento del equipo (y su eventual éxito) depende del programa que apliquen y de sus características. Los probadores beta siguen siendo necesarios para este proceso y los responsables de la garantía de calidad deben auditar su estrategia global para ver qué comprobaciones se beneficiarían de la automatización y cuáles deberían priorizar a los probadores humanos.

 

Buenas prácticas para las pruebas beta

Lista de comprobación de las pruebas de software

Estas son algunas de las mejores prácticas que deberían aplicar los equipos de pruebas beta:

 

1. Considere al cliente

 

La experiencia del cliente está en el centro de toda prueba beta, y los controles que este equipo instituya deben reflejarla en la medida de lo posible. Por ejemplo, los probadores deben examinar la interfaz y ver hasta qué punto sería intuitiva para los usuarios experimentados de ese sector.

 

IS YOUR COMPANY IN NEED OF

ENTERPRISE LEVEL

TASK-AGNOSTIC SOFTWARE AUTOMATION?

2. Comprobar el público objetivo externo

 

Ningún producto o aplicación tiene sólo usuarios de su público objetivo y podría ser la primera vez que alguien utiliza un programa de este tipo. Por ejemplo, los beta testers pueden acercarse a un videojuego como si nunca antes hubieran jugado a uno para asegurarse de que es fácil de usar.

 

3. Diversa gama de probadores

 

En la misma línea, es importante comprobar los programas con probadores de distintas procedencias, ya que esto permite al equipo hacerse una idea completa de cómo responderán los clientes. Las diferencias de experiencia también pueden dar lugar a que los probadores beta examinen el software de formas distintas.

 

4. Fomentar la comunicación constante

 

Podrían crearse silos de información entre probadores y desarrolladores, sobre todo si los primeros son ajenos a la empresa. Esto significa que los responsables del control de calidad deben facilitar la comunicación entre estos dos equipos para asegurarse de que los desarrolladores reciben la información que necesitan para corregir los errores.

 

5. Elegir cuidadosamente la estrategia de prueba

 

Algunos productos se benefician más de una beta abierta que genere amplios comentarios en poco tiempo, pero hay muchas aplicaciones que requieren pruebas privadas. Los equipos deben examinar este software y determinar qué enfoque sería el más adecuado.

 

6. Ofrecer incentivos

 

Los beta testers no remunerados necesitan algún tipo de recompensa por su servicio, y el acceso anticipado al programa puede no ser suficiente. Se les puede nombrar en los créditos del programa o darles algún otro tipo de regalo que les anime a hacer el mejor trabajo posible.

 

¿Qué necesita para empezar las pruebas beta?

Lista de comprobación de las pruebas de software

Hay varios requisitos previos importantes antes de que puedan comenzar las pruebas beta, entre ellos:

 

1. Estrategia global de pruebas

 

Aunque las pruebas beta son relativamente libres, sobre todo si se trata de una beta abierta, suele ser necesario un plan sólido para asegurarse de que los probadores prestan suficiente atención a cada componente. El equipo de control de calidad debe saber qué requiere el proyecto, por ejemplo, las comprobaciones beta específicas que tienen previsto realizar.

Por ejemplo, si el programa tiene componentes que requieren más atención, la estrategia del equipo debe tenerlo en cuenta.

 

2. Probadores motivados

 

El equipo también necesita probadores suficientemente motivados para ayudar en el proceso beta. Dependiendo de las comprobaciones específicas, la empresa podría beneficiarse de probadores que dominen a fondo la garantía de calidad y puedan evaluar con precisión el impacto de sus acciones en esta aplicación.

Los jefes de equipo deben estar seguros de la elección de los probadores, y también de si son capaces de reflejar todo el espectro de la audiencia del producto.

 

3. Software de pruebas beta

 

Las herramientas de prueba, incluidas las que tienen funciones de automatización, tienen cabida en casi cualquier plan de aseguramiento de la calidad; incluso las pruebas beta, que suelen basarse en perspectivas humanas. Esto puede ayudar al equipo a implantar la automatización de procesos robóticos, que utiliza robots de software para realizar diversas tareas de prueba sin la ayuda de un beta tester humano. El programa que utilicen dependerá de las necesidades específicas de comprobación del proyecto en cuestión.

 

4. Programa Beta

 

Como las pruebas beta comienzan después de que el equipo complete las pruebas alfa, tendrán que trabajar con el programa más actualizado; éste debería estar próximo a completar todas las funciones. Esta aplicación debe ser totalmente independiente para garantizar que pueda resistir las muchas formas posibles en que un probador beta podría romperla sin dañar el software real. En muchos casos, el programa beta tendrá pocos problemas gracias a las exhaustivas pruebas alfa.

 

7 errores y trampas en la realización de pruebas beta

Comparación de las pruebas UAT con las pruebas de regresión y otras

Con cualquier estrategia de pruebas, los probadores pueden cometer muchos errores. He aquí siete errores que los beta testers deben evitar:

 

1. Horario inflexible

 

Los retrasos son habituales en cualquier proyecto de software y el equipo de pruebas debe tenerlos en cuenta en cada fase. Las pruebas beta se realizan cerca del lanzamiento, por lo que pueden verse afectadas si se produce algún cambio en el calendario del producto. Ante estos retrasos, los examinadores podrían tener dificultades para completar sus comprobaciones.

 

2. Probadores desmotivados

 

Las pruebas beta abiertas, en particular, podrían tener dificultades para animar a sus probadores a informar de los fallos que encuentren; en algunos casos, podrían considerarlo como una prueba gratuita del software. El equipo debe ofrecer incentivos que fomenten la comunicación y la elaboración de informes exhaustivos; de lo contrario, es posible que los probadores no señalen ningún problema.

 

3. Representación limitada del público

 

Como las pruebas beta suelen simular la experiencia del usuario, ayuda que los probadores reflejen aproximadamente el público objetivo de la aplicación. Para ello, puede ser importante informar a los probadores beta sobre las personas que utilizarían el producto; aunque otras perspectivas pueden ayudar a garantizar que el software sea fácil de usar.

 

4. Dispositivos limitados

 

Las pruebas entre navegadores y la exploración de diversos dispositivos son esenciales para garantizar que la aplicación sea utilizable por el mayor número de personas posible. Esto es más evidente durante la fase de pruebas beta; el equipo debe asegurarse de que las comprobaciones representen siempre una amplia gama de dispositivos potenciales.

 

5. No hay suficientes probadores

 

El número de beta testers necesarios varía según el proyecto, pero calcularlo mal puede causar graves problemas. Por ejemplo, un número excesivo de probadores puede suponer una importante merma de recursos, incluido el dinero.

Por otra parte, un número insuficiente de probadores puede tener dificultades para garantizar una cobertura sólida de las pruebas en todos los componentes de la aplicación.

 

6. Sin plan de pruebas

 

La fase de pruebas beta rara vez tiene éxito cuando los probadores se limitan a utilizar el programa y dar una opinión vaga. El equipo de garantía de calidad debe elaborar planes exhaustivos en los que se detallen los componentes y los controles específicos.

En una beta abierta, los probadores deben tener una forma clara de informar de cualquier problema que encuentren.

 

7. Herramienta de prueba ineficaz

 

Los equipos de pruebas no pueden limitarse a implantar la primera herramienta de pruebas o la más barata que encuentren. En su lugar, deben buscar una opción que se adapte a su proyecto y a sus necesidades concretas. Tomarse este tiempo puede evitar graves problemas a largo plazo en las pruebas, al tiempo que permite a los probadores aprovechar mejor las funciones de una herramienta de pruebas.

 

5 mejores herramientas para pruebas beta

mejores herramientas de automatización de pruebas de software + RPA gratuitas y para empresas

Estas son las cinco herramientas de software de pruebas beta de pago o gratuitas más eficaces:

 

1. Ediciones ZAPTEST FREE & ENTERPRISE

ZAPTEST ofrece herramientas de pruebas beta gratuitas y de pago que ayudan a las empresas en toda la fase de garantía de calidad con cualquier presupuesto.

ZAPTEST proporciona una automatización exhaustiva de las pruebas en una amplia gama de navegadores, dispositivos, aplicaciones y plataformas diferentes, lo que permite a los beta testers comprobar sus programas a un nivel más profundo. Mientras que la versión gratuita cuenta con numerosas funciones útiles, la versión Enterprise incluye un experto dedicado de ZAP que trabaja junto al equipo del cliente, funcionalidad RPA de última generación sin coste adicional y un número ilimitado de licencias.

 

2. Instabug

 

Instabug ayuda a los beta testers a comprobar una serie de aplicaciones móviles en los principales sistemas operativos, ofreciendo en el proceso análisis completos de fallos y registros de las entradas de los usuarios. Esta herramienta de pago facilita a los probadores el envío de informes de errores a medida que comprueban el programa.

Sin embargo, los usuarios señalan que la plataforma es relativamente cara y que este software tiene funciones limitadas para aplicaciones web y otros tipos de programas, por lo que sólo resulta útil en determinados contextos.

 

3. BrowserStack

 

BrowserStack puede simular más de 3.000 dispositivos para pruebas alfa y beta, lo que garantiza un proceso de pruebas totalmente complementario. La plataforma también incluye funciones de registro detallado que permiten a los probadores identificar la causa de los problemas y comunicarlos a los desarrolladores lo antes posible.

Esta solución es más eficaz con aplicaciones web o móviles y tiene usos limitados para otro tipo de software; también puede ser una plataforma difícil de aprender para los probadores principiantes.

 

4. TestFairy

 

TestFairy se especializa en aplicaciones móviles con un fuerte enfoque en las pruebas beta de Android y es capaz de registrar las acciones de los probadores (incluyendo sus entradas específicas) para hacer replicar sus descubrimientos mucho más fácil. Todos los implicados en el desarrollo pueden ver los vídeos resultantes y utilizarlos para informar de sus mejoras.

Sin embargo, el precio y el número limitado de dispositivos compatibles vuelven a ser posibles problemas que los usuarios deben tener en cuenta a la hora de elegir una herramienta de pruebas.

 

5. TestFlight

 

TestFlight es un programa de Apple diseñado específicamente para pruebas beta de aplicaciones iOS. Esto lo hace especialmente limitado para otros programas, incluidos distintos tipos de aplicaciones móviles.

TestFlight permite a los desarrolladores de aplicaciones distribuir fácilmente nuevas versiones del programa a los probadores y cuenta con un sencillo proceso de configuración. Aunque esta plataforma es bastante útil para los desarrolladores de aplicaciones para iOS, incluso en este contexto sólo es compatible con iOS 8 en adelante.

 

Lista de comprobación, consejos y trucos para las pruebas beta

He aquí algunos consejos adicionales para sacar el máximo partido de las pruebas beta en las pruebas de software:

 

1. Facilitar la documentación

 

Cuanto más sencillo sea para los probadores beta (de todo tipo) informar de los problemas que encuentran, más preciso y eficaz será el proceso de prueba en general. Es importante que el equipo de pruebas perfeccione los canales habituales de información para que estas comprobaciones sean más fluidas.

 

2. Seguir iterando sobre las pruebas beta

 

Cada prueba beta que realice una empresa debe informar sobre cómo perfeccionar las comprobaciones futuras para adaptarlas a sus proyectos habituales. Estas experiencias mejoran el proceso de pruebas beta y garantizan que siempre examinen los programas de forma que se adapten a la empresa y a sus requisitos particulares.

 

3. Utilizar la automatización con moderación

 

Aunque tácticas como la automatización robótica de procesos pueden tener un impacto positivo significativo en las pruebas beta del equipo, éste debe aplicarlas con prudencia. Automatizar cada comprobación puede limitar su precisión, sobre todo porque muchas pruebas beta dependen de la experiencia específica de usuarios finales humanos.

 

4. Hacer que los probadores firmen un acuerdo de confidencialidad

 

Los beta testers privados pueden estar examinando software sensible y es fundamental que las organizaciones y los desarrolladores protejan sus intereses. Por este motivo, la empresa puede hacer firmar a los probadores un acuerdo de confidencialidad para que no revelen ninguna información secreta sobre el programa.

 

5. Apoyar a los probadores beta

 

La empresa y su personal interno de control de calidad deben estar disponibles para ayudar en la fase de pruebas beta: este apoyo puede ser inestimable. Por ejemplo, los probadores pueden necesitar ayuda para manejar el programa o hacer preguntas generales sobre la aplicación.

 

6. Fomentar la libertad de los probadores

 

Aunque este apoyo es a veces vital para garantizar unas pruebas beta exhaustivas, también es esencial que la empresa permita a los probadores completar sus comprobaciones a su propio ritmo. El probador debe poder dar su opinión con sinceridad; esto sólo es posible con plena libertad del usuario.

 

Conclusión

Las pruebas beta son necesarias para casi cualquier proyecto de software, ya que permiten tener en cuenta a los usuarios y sus experiencias únicas con el programa. Las empresas pueden optar por integrar la automatización en sus planes de pruebas beta, pero deben tener en cuenta la perspectiva humana en cada fase. Los detalles de la estrategia de una empresa dependen del proyecto y del enfoque que mejor se adapte a sus requisitos, incluido el nivel de cualificación de cada probador.

Independientemente del presupuesto actual del equipo de pruebas, ZAPTEST Free o Enterprise pueden facilitar comprobaciones beta intuitivas en una amplia gama de dispositivos, garantizando altos estándares en todo el proceso de control de calidad.

Download post as PDF

Alex Zap Chernyak

Alex Zap Chernyak

Founder and CEO of ZAPTEST, with 20 years of experience in Software Automation for Testing + RPA processes, and application development. Read Alex Zap Chernyak's full executive profile on Forbes.

Get PDF-file of this post